script src="https://my.hellobar.com/550c6ad70a192aa4b2ce4bd1b7b07e8f4ea2712f.js" type="text/javascript" charset="utf-8" async="async"> ¿Sanciones ante incumplimiento de la responsabilidad parental?

¿Sanciones ante incumplimiento de la responsabilidad parental?

A partir de la vigencia del 1º de agosto de 2015 del Código Civil y Comercial de la Nación, ley 26.994 [1], por imperio de la ley27.077 [2] aunque sea obvio expresarlo, la anteriormente regulada patria potestad y tenencia han sido sustituidas por la Responsabilidad Parental y cuidado personal, regulados en los artículos 638 y siguientes.-

La define, como el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los padres sobre la persona y bienes el hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor de edad y no se haya emancipado. [3]

Regula principios generales como ser: el interés superior del niño; la autonomía progresiva y aptitudes psicofísicas y desarrollo, previendo que a mayor autonomía, menor representación para los padres en el ejercicio de los derechos de sus hijos; el derecho a ser oído y que la opinión del menor sea tenida en cuenta según sea su grado de edad y madurez.[4]

Se prevé el cuidado personal en los arts. 648 y siguientes, y lo denomina como los deberes y facultades de los progenitores, referidos a la vida cotidiana del hijo. [5]

Cuando los padres no conviven, el cuidado personal del hijo puede ser asumido por un progenitor o por ambos. [6]

Asimismo, posibilita el cuidado personal compartido en forma alternada o indistinta, según el hijo pase períodos de tiempo con cada uno de los progenitores, según sea la organización y posibilidades de la familia.[7] o indistinto por el cual el hijo reside de manera principal en el domicilio de uno de los progenitores, pero ambos comparten las decisiones y se distribuyen de modo equitativo las labores atinentes a su cuidado.-

Sobre el ejercicio de los derechos de los progenitores, prima el de los hijos y su mentado interés superior que implica, entre otras necesidades la de tener, mantener y enriqueces su vínculo con sus padres, vivan juntos o separados y el menor conviva con uno o alternadamente con ambos.-

Lo usual es que haya impedimento de contacto entre hijos menores y padre o madre no conviviente

La influencia de familiares absorbentes, manipuladores que se inmiscuyen en la intimidad del hogar, según las particularidades del caso tornan ineludible la atención del juzgador para evaluar los actos a que se ven compelidos los cónyuges y el núcleo familiar, ver y eventualmente rever la atribución del cuidado parental.

Tanta protección al núcleo familiar, imprescindible por cierto, más la evolución del ser humano mujer en distintos órdenes de la sociedad, (estudiantes, profesionales, ejecutivas, políticas, con cupos en los distintos cargos, etc.) ha introducido en la sociedad por oposición al “machismo” una visión “hembrista” contradictoria[8] porque en su lucha por “igualdades” han obtenido su cometido, pero en la lucha judicial se siguen mostrando como víctimas y en muchísimos casos utilizando a los hijos como botines o trofeos de guerra, desconociendo que en ambos casos previo a ello hubo muerte, avasallamientos, destrozos, violaciones, etc. [9] [10]

Por ello, con la incidencia que pudo tener en el desaire y desatención según la educación, nivel social y sensibilidad del cónyuge, de igual forma deben tenerse en cuenta los malos tratos del otro hacia los hijos o hacia la o el cónyuge a través de los hijos.-

Se da una situación por demás peculiar en las fiestas cercanas al fin de cada año, y la disputa sobre con quién pasarán los menores nochebuena/navidad y fin de año y principio del siguiente.-

Todas las variantes imaginables son pocas, ante las requisitorias que se producen en cada grupo familiar, razón por la cual no existen parámetros ni estadísticas.

Hay quienes pretenden "tener" a los chicos consigo en la nochebuena, cediendo el día de navidad a partir del medio día, para "acordar" como moneda de cambio que estén con el otro/a la noche del 31 de diciembre y "tenerlos" el 1° de enero a partir de las 12 hs.

Hay quienes pretenden "tener" a los chicos consigo nochebuena y navidad, acordando que estén con el otro fin de año completo incluido el primero de enero feriado.

Hay quienes quieren estar en ambas festividades con los menores y "pelean" por obtener una visita hasta las 22 hs. para llevarlos a la otra casa y viceversa en la otra fecha.[11]

Los desbordes se ven reflejados desde distintos puntos de vista y actos que mientras convivían soportaban, disimulaban o consentían.

Durante los albores de la relación parecería que utilizaran la ayuda de la "mandrágora". La tradición asegura que la mandrágora fue la primera planta que se utilizó como afrodisíaco.

Aunque sea de fuentes mitológicas, se sabe que Penélope recurrió a ella para seducir a Ulises. Por su parte, la Bibliaasegura que la mandrágora fue utilizada por Raquel y Jacob para concebir a sus hijos José y Benjamín.

Se ha dicho que estas plantas poseían propiedades mágicas, especialmente aquellas que, en otros tiempos, crecían en las encrucijadas de los caminos o bajo los patíbulos y, en general, lugares escondidos para llevar a cabo las ejecuciones. Para que tuvieran efectos esotéricos debían ser recogidos en noches de luna llena.

Una vez materializada la seducción en algunos casos los comportamientos son como el de las abejas y sus zánganos

Los zánganos son las abejas machos de la colmena; se desarrollan en celdas más grandes que las obreras, de 8 milímetros de diámetro y proceden de huevos sin fecundar (partenogénesis). Nacen a los 24 días de la puesta, la celda operculada es fácilmente reconocible ya que sobresale por ser más abultada que la de una obrera. Cuando se permite estirar panales a las obreras sin cera estampada es factible que construyan panales zanganeros, en los cuales la reina depositará huevos no fecundados que darán origen a zánganos. Las abejas mantienen naturalmente proporciones de zánganos elevadas, con respecto a la necesaria en la práctica apícola, destinada a la producción de miel.

Los zánganos aparecen normalmente en primavera, perdurando en toda la estación reproductiva de la colonia, primavera-verano-comienzo de otoño, siempre que existan reinas sin fecundar; siendo el tiempo de vida de aproximadamente 3 meses. Si el flujo de alimento es escaso las abejas obreras expulsan a los machos, muriendo de frío o hambre fuera de la colmena. Las colmenas con reinas vírgenes los toleran hasta la fecundación de la misma.

La fecundación de la abeja reina, se produce en el vuelo de fecundación o vuelo nupcial, que normalmente las reinas repiten en dos, tres y hasta en cinco oportunidades. Copulando en pleno vuelo para caer al pasto muchas veces juntos. Luego de la cópula el zángano muere dado que se desprende su aparato genital. Las reinas copulan con hasta 15 zánganos, asegurándose de esta manera una variabilidad genética debido a la poliandria (varios padres) que tendrá la prole. La reina guarda en el interior de su abdomen el esperma de los diferentes machos con que copuló. Los zánganos no poseen aguijón, ya que el aguijón es en realidad un contenedor de huevos modificado.

Esta narración viene a cuento atento a que en diversos países, especialmente los nórdicos ante la protección de la legislación a las madres solteras, una vez obtenido su embarazo se desprenden de sus compañeros y viven solas con sus hijos aún impidiendo el contacto con el padre biológico.

En otras sociedades, como en la Polinesia Francesa donde existe un matriarcado, es usual la elección del hombre para copular y la preferencia por el primer hijo si es mujer. Pero esa sociedad admite y acepta su cultura y tradición.

En España donde la discriminación de género contra la mujer está por demás acentuada el padre tiene derechos que a la madre le son concedidos con limitaciones, ésta necesita de consentimiento para salir con los hijos menores de su país y el padre no, lo mismo para renovar pasaportes y otros actos. [12]

También se ha decretado la suspensión del régimen de contacto, mejor denominación a mi juicio que las visitas ya que éste último asimila al padre como un extraño que concurre a ver a su/s hijo/s, teniendo en cuenta el interés superior del niño y sus deseos o negativas a mantener el contacto con el progenitor que no había cumplido con sus obligaciones alimentarias.[13]

Asimismo, cuando el padre se domicilia en diferente provincia, se le han fijado pautas para el cumplimiento del régimen de contacto para el ejercicio de su derecho como padre y del hijo como tal.[14]

Lo mismo ocurre en relación al pedido de contacto de parientes del menor que cito, aunque no compartiendo el criterio del dictámen y fallo, pues nada mejor que mantener la vinculación y contacto con la familia de origen especialmente si son los abuelos. [15]

El derecho de los padres y los hijos a mantener su contacto es recíproco. [16]

Bajo el C.C. ley 340, no obstante no haber estado legislada prohibición para el ejercicio de la otrora tenencia compartida existía resistencia a otorgarla cuando no existía acuerdo entre los padres. [17]

La doctrina del fallo mantuvo el criterio, en el sentido que “la tenencia compartida no significa estar la mitad del tiempo con cada uno de los padres, implica mucho más.” Se requiere una fluida comunicación, consenso y factibilidad en lo que se refiera a la atención y cuidado de los hijos, distribución de responsabilidades, aunar criterios en pos de la educación de los menores y predisposición para atender y enfrentar situaciones emergentes que puedan producirse diariamente.-

Es importante el diálogo frecuente sobre lo atinente a los hijos, control y ayuda en sus tareas –cuando las actividades laborales de los padres lo permitan-, concurrencia a reuniones escolares, información recíproca de novedades y sobre lo que cada uno da y recibe en la comunicación con los menores a fin de coordinar el discurso para mantener una cierta coherencia.-

También tener en consideración según las edades de los chicos su crecimiento físico, emocional, intelectual, social y moral y el acompañamiento del impacto producido, ante la separación que produjo la crisis matrimonial.

No debe por ello ser una obsesión de los padres que pueda sofocar la evolución de los menores y volcarse en un cuidado desmedido a diferencia de lo que realizaban mientras el grupo familiar vivía en común, ya que en muchos casos esa desmesura oculta la culpabilidad de los progenitores que no se han ocupado antes de sus hijos.[18]

Ahora bien, al padre se le pueden reclamar alimentos; se lo puede sancionar si no cumple con ellos mediante la inscripción en el Registro respectivo de deudores; se le pueden embargar sueldos, bienes, etc., pero obligarlo a cumplir con el régimen de contacto o tener contacto, era difícil atento al vacío legal.-

La obstrucción al contacto es moneda corriente y provoca reclamos de padres sensibles, emotivos y bien intencionados y a costa de gran esfuerzo consiguen ver a sus hijos.

Los padres no convivientes deben ser convocados para el ejercicio de los derechos que le confiere la patria potestad cuando lo piden.[19]

El problema para los hijos es cuando los padres sean cumplidores o nó de las obligaciones alimentarias, se desentienden de ellos tanto en contacto que puede ser personal, telefónico, vía Internet u otra forma.

Anteriormente, cuando los padres no pedían el contacto o se desinteresaban a pesar de haberlo pactado con la madre, recordando un caso aislado en que se obligara a un padre al amparo de la legislación vigente en la provincia de Santa Fe, y como “medida autosatisfactiva” [20] “… la obligación de suministrar a su hijo menor en el término de treinta días, una computadora con cámara web y tecnología suficiente para permitir que el niño tome contacto en forma provisional los Martes, Jueves y Domingos de cada semana, de 05:00 p.m., a 06:00 p.m., hora de Argentina y en ésta Provincia, vía Internet, a través del servicio del chat en el que se utilizará cámara en ambas computadoras, tanto en la del padre como la del niño, a fin de que los mismos puedan visualizarse, bajo apercibimiento de ordenarse la retención en sus ingresos a tal fin. Asimismo se intima al demandado a suministrar su domicilio real,..” [21]

Uno de los mejores artículos –a mi juicio- sobre las leyes de violencia familiar y fue escrito por KEMELMAJER de CARLUCCI [22], refiriéndose a “…la Suprema Corte israelí en el llamado caso “Amin”, hizo lugar a los daños y perjuicios reclamados por tres hijos que, llegados a la mayoría de edad, iniciaron una demanda contra su padre por el daño psicológico sufrido en la infancia….Al contestar la demanda, el padre no negó ninguno de los hechos, pero dijo que la ley no lo obligaba a amar a sus hijos. El juez dijo que nadie está obligado a amar, pero sí a comportarse externamente como si respetase el vínculo que une a padres e hijos. El tribunal argumentó con el mandato bíblico “amarás a tu prójimo como a ti mismo” como ejemplo de que el verbo amar puede ser usado con el significado de conductas, cualquiera sean los sentimientos íntimos…los padres debían hacer todo lo posible para cumplir con sus deberes, pero no tenían el deber de tener éxito (o sea una obligación de medios, no de resultados).” con sus citas.-

La evolución y tratamiento de los derechos de los menores y la protección de sus vínculos vienen receptando el respeto que merecen y se imponen sanciones pecuniarias ante el incumplimiento.-

Se ha tenido en cuenta tanto lo dispuesto en el art. 653, inc. a) del C.C.C. [23] y que uno de los deberes fundamentales que tiene el padre o la madre al cuidado de un hijo es el de favorecer y estimular la libre comunicación del niño o niña con el otro progenitor no conviviente y que cualquier obstrucción o desidia es incompatible con los deberes de quien pretenda cuidarlos, imponiendo una multa PESOS DIEZ MIL ($ 10.000) por cada acto de incumplimiento, que regirá mientras persista el incumplimiento, la que se devengará en beneficio de la contraparte. [24]

Concluyendo, si bien es una expresión irónica, teniendo en cuenta que en una gran proporción, el sentimiento más cálido del ser humano, se coloca en el bolsillo, en los supuestos en que se pueda y en la inteligencia de proteger los derechos del niño, la imposición de multa implicaría una compulsión para el cumplimiento de los deberes, opinando que la misma en lugar de ser a favor del otro/a progenitor/a debería ser a favor del hijo.-

(*) Profesor Adjunto de Derecho Procesal Civil de la Facultad de Derecho de la UBA. Docente desde hace 50 años de la materia en dicha Facultad. Abogado en ejercicio desde hace 52 años. Ex Subdirector del Departamento de Derecho Procesal de dicha Facultad. Docente de Derecho Procesal Civil en el Programa de Perfeccionamiento en el Ejercicio Profesional en dicha Facultad. Presidente de la Comisión de Derecho Procesal de la AABA. Director y Docente del Curso de Iniciación Profesional Área Procesal Civil y Comercial de dicha Entidad. Ex docente de la Escuela de Iniciación profesional del CPACF. Ex Profesor Adjunto de Derecho Procesal en las facultades de derecho de las Universidades de Belgrano y El Salvador. Ex Subdirector de Doctrina Judicial de Editorial La Ley. Ex Director de la Sección Procesal del Instituto de Asuntos Legislativos de la Federación Argentina de Colegios de Abogados. Miembro de la Asociación Argentina de Derecho Procesal. Miembro de la Sección Procesal de la primera Comisión de 26 Juristas del país, designada por el Ministerio de Justicia de la Nación para el Digesto Jurídico Nacional. Miembro del Instituto de Derecho Procesal de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales. Profesor de Derecho Procesal en la Carrera de Derecho de Alta Tecnología en la Universidad Católica Argentina. Autor de más de 280 trabajos sobre la materia; disertante en Jornadas, Cursos y Conferencias en Capital e interior del país. Designado "Profesor Consulto" por el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Buenos Aires el 29-06-06 y nueva designación de "Profesor Consulto" por Resolución C.S. 7958 del 27-11-13. Designado Profesor Honorario de la Universidad Abierta Interamericana desde noviembre 2014. Designado Miembro Honorario de la Asociación Argentina de Derecho Procesal. Distinguido por el Rector y el C.S. de la U.B.A.por su docencia durante 50 años ininterrumpidos en la Facultad de Derecho.

[1] Ley 26.994. Sancionada: Octubre 1 de 2014. Promulgada: Octubre 7 de 2014 Fecha de Publicación: B.O. 8/10/2014

[2] Ley 27.077 (B.O. del 19-12-2014)

[3] C.C.y.C. ARTÍCULO 638.- Responsabilidad parental. Concepto. La responsabilidad parental es el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los progenitores sobre la persona y bienes del hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor de edad y no se haya emancipado.

[4] C.C.yC. ARTÍCULO 639.- Principios generales. Enumeración. La responsabilidad parental se rige por los siguientes principios:

a. el interés superior del niño;

b. la autonomía progresiva del hijo conforme a sus características psicofísicas, aptitudes y desarrollo. A mayor autonomía, disminuye la representación de los progenitores en el ejercicio de los derechos de los hijos;

c. el derecho del niño a ser oído y a que su opinión sea tenida en cuenta según su

edad y grado de madurez.

[5] C.C.yC. ARTÍCULO 648.- Cuidado personal. Se denomina cuidado personal a los deberes y facultades de los progenitores referidos a la vida cotidiana del hijo.

[6] C.C.yC. ARTÍCULO 649.- Clases. Cuando los progenitores no conviven, el cuidado personal del hijo puede ser asumido por un progenitor o por ambos.

[7] C.C.yC. ARTÍCULO 650.- Modalidades del cuidado personal compartido. El cuidado personal compartido puede ser alternado o indistinto. En el cuidado alternado, el hijo pasa períodos de tiempo con cada uno de los progenitores, según la organización y posibilidades de la familia. En el indistinto, el hijo reside de manera principal en el domicilio de uno de los progenitores, pero ambos comparten las decisiones y se distribuyen de modo equitativo las labores atinentes a su cuidado.

[8] SIRKIN, Eduardo y SIRKIN, Valeria “La mujer y la globalización. Enfoque existencial. Evolución hacia la igualdad. Los retos de la legislación para erradicar la violencia de género en Argentina.” elDial - DCE0E

[9] Botín: calzado antiguo de cuero que cubría todo el pié y parte de la pierna. Despojo que se concedía a los soldados, como premio de conquista en el campo o plazas enemigas Diccionario de la RAE, TºI p. 210. También era lo que traían de las batallas los soldados para mostrar cuántos enemigos habían matado.

Trofeo: Despojo obtenido en la guerra. Monumento, insignia o señal de una victoria. Diccionario de la RAE, TºII P. 1343

[10] SIRKIN, Eduardo “El Himno, la Constitución, los legisladores, los operadores jurídicos, la violencia familiar, la protección de la mujer, el cambio de mentalidad y límites para el ejercicio de la libertad emocional” elDial.com - DC168F

[11] SIRKIN, EduardoImpedimento de contacto de los hijos menores con su padre o madre no conviviente” en elDial.com - DC94A

[12] SIRKIN, Eduardo “Las fiestas y los conflictos familiares” en elDial.com - DCA8C

[13] "El menor de marras ha expresado en forma espontánea su negativa a mantener un régimen de visitas con su padre. En ese orden de ideas diré que resulta tan cierta la afirmación de que el menor necesita mantener una estrecha relación con los padres para su adecuada formación; como que en el caso de marras el peticionante no cumplió con sus obligaciones parentales, -es decir no cumplió con el rol paternal- y resultaría absurdo y hasta nocivo obligar a un adolescente después de largos años de abandono a que alegremente acepte reunirse con su padre, porque ahora sí este último desea mantener contacto. De procederse así se privilegiaría a la biología por sobre las relaciones vinculares que han servido de sustento para la conformación de la estructura psicosocial del menor causante lo que sin duda lo dañaría."

"Entiendo que ante la negativa expresa que se sostiene en autos sólo cabe, en defensa de los derechos humanos que le asisten, ordenar una adecuada intervención psicoterapéutica con el fin de corregir la dinámica familiar distorsionada, para éste niño que se ha desarrollado en un medio alejado de su progenitor reconociendo en otra familia a la suya, sin que quepa obligarlo a relacionarse con éste último de manera forzada."

"En virtud de que el único límite del derecho de los hijos a mantener contacto con sus padres es su propio beneficio, teniendo en cuenta las particulares circunstancias de esta causa en la que se ha acreditado el prolongado abandono del menor sin intentar verlo por parte del actor, es que entiendo que no cabe más que el rechazo de la petición promovida y ordenar una adecuada intervención psicoterapéutica para el menor de marras; -en igual sentido CC1ªCap.Fed, LL, t.39,pág.833, CNCiv., Sala G, 9/10/85, ED, t.117, pág. 642-." elDial - AA35F0 Expte. Civil 10763/5 - "R.R DEL C. c/D.L.V. DEL C. s/régimen de visitas" - JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, COMERCIAL, LABORAL Y DE MINERÍA DE LA V CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL NEUQUEN (Chos Malal) - 16/06/2006 (Sentencia Firme)

[14] Sumario Nº16317 de la Base de Datos de la Secretaría de Jurisprudencia de la Cámara Civil - Boletín Nº6/2005). Tipo de Fallo: Relación - CNCIV - Sala: L - Expte. N°: L062835 - Fecha: 02/11/04 A., A.A. c/ S., J. s/ EJECUTIVO elDial - AE1FE.

Del voto de la mayoría: Dres. Degiorgis y Pascual

En el caso de un niño de siete años de edad que se domicilia en la Provincia de Córdoba y su progenitor en esta ciudad, el Tribunal considera excesivo el esfuerzo al que debe someterse al menor para cumplir el régimen de visitas en la forma dispuesta en la instancia de grado en el sentido de que deberá realizar un viaje en micro de ida y vuelta por lo menos una vez al mes, además de otros a llevarse a cabo un fin de semana "largo" por medio, vacaciones de invierno y alguna de las fiestas de fin de año. En consecuencia, en las ocasiones en que el padre pueda costear al traslado del menor en avión desde la Ciudad de Córdoba así como su vuelta a dicha Provincia, será el menor quien se desplace. En caso contrario -de tener que hacerse los viajes en micro-, en los meses en que el régimen de visitas fijado requiera más de un viaje, será el padre quien se traslade a Córdoba el último fin de semana de dicho mes para visitar al niño. Es decir que el niño sólo deberá realizar el viaje en micro con azafata como máximo una vez al mes.

Disidencia de la Dra. Lozano:

En el caso de un niño de siete años que supuestamente deberá viajar una distancia considerable atento la que media entre Córdoba y el domicilio de su padre con una cantidad de horas en un micro bajo la supervisión de una azafata, parece excesivo el esfuerzo que le exige su padre para cumplir con el régimen de visitas con la finalidad de mantener un trato fluido con su progenitor. Los niños no deben ser sometidos a ningún esfuerzo y mucho menos a la edad del menor de autos, por el contrario sus padres son los que deben agotar todo lo necesario para evitarles situaciones de suma tensión. Por consiguiente, si su progenitor no puede costear un viaje en avión para el pequeño desde la Ciudad de Córdoba hacia Buenos Aires con el pertinente regreso, será él quien deberá trasladarse hacia el domicilio del menor. El régimen de visitas tiene que desenvolverse en un ambiente de tranquilidad para el niño y no significar una obligación que altera su vida normal.

[15] La norma del artículo 376 bis del Código Civil (t.o. ley 21040), en cuanto impone a los padres la obligación de permitir la visita a sus hijos por parte de ciertos parientes, ha sido modificada por la Convención de los Derechos del Niño, en la medida en que esta última reconoce el carácter de sujeto de derecho que tiene cada menor, señalando así que éstos nunca pueden ser "objeto" de un régimen de visitas, sino el principal sujeto de la relación que se intenta establecer. Por lo tanto, si ella no es deseada por el niño, o no resulta conveniente para él, atento a las especiales circunstancias que rodean al pariente que solicita la fijación del régimen, el interés prevalente del primero indica que, por el momento, debe postergarse tal pretensión. (Del dictamen del señor Asesor de Menores ante la Excma. Cámara). M. de CH., S.E. c/S. de S., R.N. s/REGIMEN DE VISITAS(Sentencia Interlocutoria - CNCIV - Sala K - Nro. de Recurso: K166704 - Fecha: 29-11-1995) elDial - AEED5.

[16] El régimen de visitas, además de constituir un derecho para los padres, lo es también para los hijos, que sin duda se favorecen nutriendo esa relación; y ello sólo se logra a través de un trato fluido, constante y armónico entre todos ellos. El incumplimiento de la obligación alimentaria por parte de uno de los progenitores, no da derecho al otro a restringirle las visitas al menor, pues no sólo se estaría castigando al renuente, sino también al hijo, el que debe permanecer ajeno a los problemas legales existentes entre sus progenitores.

A pesar de los lazos que puedan romperse como consecuencia de la separación de la pareja, al existir hijos nacidos de ese matrimonio, subsiste siempre el vínculo que los une como padres, puesto que el menoscabo o la ruptura del vínculo paterno-filial provoca, habitualmente, conflictos difíciles de superar en la edad adulta. P., H.O. c/T., S.A. s/ART. 250 CPC. (Sentencia Interlocutoria - CNCIV - Sala J - Nro. de Recurso: J095848 - Fecha: 30-11-1995) elDial - AEED1

[17] R. 357127 - "B. H. R. y G. V. J. s/Divorcio art. 214, inc. 2do. Código Civil" - CNCIV - SALA H - 28/04/2003 en elDial - AA1728

La ley no prohíbe la tenencia conjunta, sencillamente no la legisla. Pero la ausencia de normas no permite olvidar que los niños necesitan siempre a ambos padres. Los contactos continuos y significativos entre los padres, disminuyen el impacto traumático del divorcio en los hijos."

"Los progenitores son quienes, en principio, están en mejores condiciones de saber si podrán llevar a cabo el régimen convenido y qué es lo más beneficioso para los hijos de acuerdo con el específico funcionamiento familiar. Es decir, los padres tienen el derecho de plantear su propio proyecto para poder vincularse con sus hijos de la manera más conveniente para ellos. En virtud de la característica de la cosa juzgada en los procesos de familia, siempre habrá tiempo para intervenir, si se pone en evidencia que lo acordado perjudica a los menores."

"Por los fundamentos expuestos propongo revocar el decisorio apelado y otorgar la tenencia de los menores a sus padres en forma conjunta, homologando el acuerdo presentado por las partes." .

[18] SIRKIN, Eduardo “Algo más sobre la tenencia compartida o la educación del progenitor no conviviente a su hijo “de reojo"elDial.com - DC15CC 

[19] SIRKIN, Eduardo “¿Se puede obligar al padre a ser buen padre?” elDial.com - DC1095

[20] En el ámbito de la legislación nacional y provincia de Buenos Aires, carece de recepción normativa.

[21] Expte. N° 3589/08 - "FS c/ CE s/ régimen de comunicación" - TRIBUNAL DE FAMILIA Nº 5 DE ROSARIO (Santa Fe) - 30/12/2008 en elDial.com - AA4F57

"Que en autos la madre en representación de su hijo de nueve años pide la fijación de un régimen de comunicación virtual contra el padre quien vive en España, trabaja como embarcado, pero que no se comunica con el niño epistolar ni telefónicamente. Además solicita la adquisición de los medios tecnológicos para lograr la comunicación vía Chat y con cámara para visualizarse a través de Internet."

"Que de los obrados se desprende la obstaculización e impedimento de contacto adecuado entre el progenitor y su hijo, por la conducta paterna, al mudarse al continente europeo sin suministrar un domicilio, ni teléfono, sumado a su trabajo como embarcado lo cual torna más difícil el contacto, hechos que configuran una violencia psíquica de acuerdo al decreto reglamentario de la ley de protección contra la violencia familiar e importa desconocer el mejor interés del menor contemplado en la Convención sobre los Derechos del Niño. Esa noción se emparenta con la de su bienestar en la más amplia acepción del vocablo y son sus necesidades las que definen su interés en cada momento de la historia y de la vida." "La presentación por tanto, enmarcaría jurídicamente dentro de la medida autosatisfactiva que la ley 11.529 establece -art. 5°-, al poseer como características particulares una solución autónoma urgente, no cautelar, despachable in extremis e inaudita parte, sin depender de la promoción de una acción de estado o de ejercicio de estado de familia ulterior, pues su finalidad se agota con la concesión o rechazo de la misma. (Jorge W. Peyrano -Director- "Medidas autosatisfactivas", Ateneo de Estudios del Proceso Civil, Ed. Rubinzal-Culzoni, 1999)." "La medida se compone de una obligación dineraria consistente en la adquisición de una computadora con tecnología suficiente para establecer los contactos virtuales entre el niño y su padre no conviviente y de una obligación de hacer: imposición de un régimen de adecuada comunicación virtual, todo lo cual importa un verdadero anticipo de la garantía jurisdiccional." "En Argentina no existe una legislación específica que contemple la ausencia del contacto físico y tangible entre el progenitor no conviviente y su hijo, pero la expresión "adecuada comunicación" del art. 264 inc. 2 del Código Civil, más el art. 4 Convención sobre los Derechos del Niño ("Los Estados Partes adoptarán todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos en la presente Convención...") y el artículo 29 Ley 26.061 ("Los Organismos del Estado deberán adoptar todas las medidas administrativas, legislativas, judiciales y de otra índole, para garantizar el efectivo cumplimiento de los derechos y garantías reconocidos en esta ley") autorizan a admitir este tipo de contacto, porque fundamentalmente es la única forma de mitigar la incertidumbre de este niño con su padre ausente, saber de su vida y a su vez, relatarle sus experiencias, sus alegrías, sus dificultades y puede contribuir a que el padre se empiece a interesar más por la vida del hijo." "Respecto de la compra de los elementos tecnológicos indispensables, para lograr el contacto pretendido, el uso masivo de la computadora, el mensaje de texto y el chat recurso que en Internet permite comunicarse en forma de texto con otro usuario y la pantalla de los teléfonos móviles, entre otros, resulta ineludible para enlazar electrónicamente de manera instantánea y simultánea al niño y su progenitor."

"Lo expuesto no significa desconocer que tanto los padres como sus hijos de carne y hueso necesitan 'tiempo real', encuentro directo que se dificulta notablemente entre un niño de nueve años y su padre alejado desde hace cuatro años, en otro continente, océano de por medio y con claras señales de no tener la voluntad de concretarlo. Estas "visitas virtuales" obviamente no pretenden ser sustitutos de los contactos telefónicos, ni de encuentros reales, pero posibilitan hacer sentir la presencia del padre más cercana y al sumarse la cámara es una forma de dialogar con imágenes, en forma más interactiva."

"Conforme a ello y como medida autosatisfactiva se impondrá al demandado la obligación de suministrar a su hijo menor en el término de treinta días, una computadora con cámara web y tecnología suficiente para permitir que el niño tome contacto en forma provisional los Martes, Jueves y Domingos de cada semana, de 05:00 p.m., a 06:00 p.m., hora de Argentina y en ésta Provincia, vía Internet, a través del servicio del chat en el que se utilizará cámara en ambas computadoras, tanto en la del padre como la del niño, a fin de que los mismos puedan visualizarse, bajo apercibimiento de ordenarse la retención en sus ingresos a tal fin. Asimismo se intima al demandado a suministrar su domicilio real."

[22] KEMELMAJER de CARLUCCI, Aída “Algunos aspectos procesales en leyes de violencia familiar” en Revista de Derecho Procesal de Familia , tomo I de Rubinzal Culzoni, año 2002-1, págs., 115/164

[23] C.C.C. ARTÍCULO 653.- Cuidado personal unilateral. Deber de colaboración. En el supuesto

excepcional en el que el cuidado personal del hijo deba ser unipersonal, el juez debe ponderar:

a. la prioridad del progenitor que facilita el derecho a mantener trato regular con el otro;

b. la edad del hijo;

c. la opinión del hijo;

d. el mantenimiento de la situación existente y respeto del centro de vida del hijo.

El otro progenitor tiene el derecho y el deber de colaboración con el conviviente.

[24] CNCIV – SALA B - 11/09/2015 Expte. 51920/2010 Incidente Nº 1 – “Actor: D. R. D., P. Demandado: G. Z., P. s/Régimen de visitas” – Citar: elDial.com - AA92D1

I. En atención a lo peticionado por las partes en el acta que antecede, y conformidad prestada por la Sra. representante coadyuvante del Ministerio Público de la Defensa ante esta Cámara, se homologa el acuerdo alcanzado en la audiencia de fs. 109/110.

II. Habida cuenta lo requerido en el punto 11 del acta de fs. 109/110, se dispone que en caso de producirse algún incumplimiento de los compromisos asumidos en el citado convenio, por cualquiera de las partes, el Tribunal podrá disponer sin más trámite:

a) El cambio inmediato del régimen de cuidado personal de los hijos en común de las partes –N., P., y Á. J. G. Z.-, los que quedarán bajo el exclusivo cuidado del progenitor cumplidor, sin que exista pernocte alguno de los niños en el domicilio del otro. El régimen de contacto de los niños con el progenitor incumplidor será harto reducido y controlado, y no podrá extenderse por no más de dos horas y no más de dos veces por semana. Este régimen se aplicará por un lapso de 180 días, al cabo del cual el tribunal decidirá lo que corresponda, siempre respetando el interés superior de los mencionados hijos.

b) Aplicar una multa de PESOS DIEZ MIL ($ 10.000) por cada acto de incumplimiento, que regirá mientras persista el incumplimiento, la que se devengará en beneficio de la contraparte.

Producido el incumplimiento, el tribunal optará por la medida indicada en el ap. a) o la referida en el ap. b), o por ambas a la vez, según lo considere pertinente, conforme al grado y naturaleza del incumplimiento en cuestión. Lo que aquí se dispone halla su fundamento en la inteligencia de que uno de los deberes fundamentales que tiene el padre o la madre que se encuentra al cuidado de un hijo es el de favorecer y estimular la libre comunicación del niño o niña con el otro progenitor no conviviente; y que cualquier obstrucción o desidia a la hora de propender a ese vínculo resulta incompatible con los deberes a cargo de quien pretende ejercer el cuidado de los hijos. Desde esta perspectiva, el Tribunal estima prima facie que la falta de colaboración activa de un progenitor para que los hijos logren una buena comunicación con el otro, dará muestras de que dicho padre o madre es inidóneo para tenerlos bajo su cuidado personal. En tal sentido, cabe destacar que el art. 653, inc. a), del Código Civil y Comercial establece como primera pauta a tener en cuenta por el juez para asignar el cuidado personal la prioridad del progenitor que facilita el derecho a mantener trato regular con el otro.

III. Expídanse copias certificadas del acta de fs. 109/110 a ambos progenitores.

IV. Teniendo en cuenta lo expresamente solicitado por la Lic. A. M. F. L. en el punto 9 de f. 110, se dispone que las presentes actuaciones permanezcan ante esta Alzada hasta tanto la Fundación Familia y Parejas presente el primer informe de cada uno de los tratamientos comprometidos en el punto 8 del acta de fs. 109/110.

V. Proveyendo a fs. 111, 112, ap. I, y 113: Téngase presente lo informado en relación a los turnos asignados a las partes por la Fundación Familia y Parejas, y hágase saber.

VI. Sin perjuicio de tener presente lo expresado por el Sr. P. G. Z. a f. 110vta., por manifiestamente improcedente no ha lugar a lo peticionado por el mencionado progenitor en el ap. II de f. 112 debiendo estarse –por el momento- al acuerdo alcanzando en el acta de fs. 109/110.

VII. Regístrese; notifíquese por cédula por Secretaría a las partes, y a la Defensora de Cámara y al Servicio de Psicología de esta Cámara mediante la remisión de los autos; publíquese (conf.: Ac. 24/2013 CSJN); y oportunamente, una vez cumplido el extremo previsto en el punto IV de la presente, devuélvanse los autos a primera instancia.

Fdo.: MAURICIO LUIS MIZRAHI - CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ - ROBERTO PARRILLI

Citar: elDial.com - DC2046

Publicado el 03/12/2015

0 vistas